Publicidad
Viernes, 08 Noviembre 2019 13:07

Crítica de la película EL HOYO (The Platform), ganadora del Festival de Sitges 2019. Estreno HOY en cines.

Escrito por  Publicado en Críticas películas 2019-2020

¡Primera película española que gana en la Historia del Festival!


Tras su éxito en el festival de Toronto, llegó a Sitges “El Hoyo”. De manera equivocada, se ha querido asociar esta película a films como “Snowpiercer” o “High-Rise” por el tema de las desigualdades. Pero aquí hay una diferencia básica: tu situación en el edificio no depende de tu status social.

Un argumento inteligente hace que la planta en la que los protagonistas deben permanecer un mes, sea aleatoria y que cada mes vaya variando. Eso es lo que mata toda comparación con las dos señoras películas antes nombradas. Aquí la cosa cambia. Lo comprobamos en un inicio trepidante, OBVIAMENTE uno de los mejores diálogos que te puedes encontrar en la gran pantalla. El que tienen los dos compañeros de “planta”, un Iván Masagué (que poco queda del Burbuja de la infame “El Barco” y un Zorión Eguileor que consiguen en cada una de sus líneas atrapar al espectador. Un principio que quizás descubre demasiado rápido la trama principal. Las reglas del juego...


Afortunadamente, no todo se queda en estos dos grandísimos actores y en sus escenas. Se recupera para la gran pantalla a Antonia San Juan en un registro que nunca hubiéramos imaginado y disfrutamos de la rabia/brutalidad/debilidad de Emilio Buale, al que descubrimos en “Bwana”.

Debo decir que, si bien estamos ante una película brillantemente rodada, en la que la música y el ambiente claustrofóbico brillan, quizás la intensidad no se mantiene todo lo que tendría que mantenerse. Como he dicho, hay un diálogo inicial brillante, una especie de montaña rusa donde una panacota parece la clave de todo y un final que, al que estas líneas escribe, no ha convencido. 

Puedo entender que se quiera enfocar la película como un reflejo del egoísmo humano: eso lo compro. Puedo entender que ese egoísmo es innato: en el fondo, somos animales... ¿para qué nos vamos a engañar?. Puedo entender que algunas ideas de los protagonistas se vayan a la mierda porque es demasiado ingenuo que puedan funcionar. Pero no entiendo ese final. ¿Qué hace pensar que ese final es la solución?  Es OBVIO que los guionistas no han querido tirar por lo fácil, y entiendo que no hay un final fácil para esta película. Pero si consigues que tu final rebaje el nivel del intermedio, es que algo no ha salido 100% bien. Eso sí, señora película, señora valentía la que han tenido para tirar adelante este proyecto.

Comentarios (0)

Escribir comentario

Publicidad
Publicidad

Más contenido exclusivo en Facebook: ¡Únete!

Últimos comentarios